Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Vestir y yacer en las profundidades

Vestir para morir. Disponerse para la ceremonia, implica igualmente un escenario y actores. El drama está en el suelo intestinal del ser humano donde las mismas bacterias cobran vida: disponerse a la muerte, con todo el concierto de las colonias celulares y bacterianas dentro de sí, es como la tensión armónica o disonante que conjuga los elementos orgánicos del cuerpo hacia una teleología sublime.

En una poética del suicidio, vestirse es el elemento con lo que uno se abraza hacia afuera. Creo que un caso particular es "Oyster" Dressde Alexander MacQueeen (organza de seda, georgette y chiffon, colección Irere, primavera/verano, 2003). Pero esto no podría hacerse evidente sin el video en el que la mujer-ostra baja a las profundidades del abismo. ¿Por qué ella baja, después de nadar (aunque no en la superficie? En el carácter estetico de esta breve representación dramática, es algo más que una porción de la historia completa que la colección pretende represesntar ("the st…

Entradas más recientes

Comezón por los desastres - 3 - La fuerza espectral de lo incierto

De las Postales Literarias: "Enredaderas" o la fisura de la presencia

Apenas trágico, a penas verosímil...

Cruzando el puente. La muerte como Consuelo...

Comezón por los desastres - 2

Comezón por los desastres - 1

No hay mayor metafísica... (chocolates, dulces e ilusión)

"Fell on Black Days" o el inconveniente de haber nacido - 2

"Fell on Black Days" o el inconveniente de haber nacido - 1

Enunciación y silogismo / Inocencia y sencillez (Blake y A. Caeiro)